Ricardo Martinelli

No se justifica proceso contra Ricardo Martinelli y que siga detenido

No hay motivos para que Ricardo Martinelli siga detenido ni siendo juzgado por la Corte Suprema de Justicia, ya que desde el pasado 25 de junio el expresidente renunció a ser diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), ese órgano del Estado perdió la competencia de juzgar al ahora aspirante a la alcaldía.

Cada vez son menos los recursos que le quedan al presidente de la República, Juan Carlos Varela, junto al magistrado Jerónimo Mejía, para retener a Martinelli privado de su libertad en el centro penitenciario El Renacer.

La renuncia del exmandatario al Parlacen fue presentada por sus abogados el 21 de junio del presente año, cuando ya estaba en territorio nacional, pero el afán de que la Corte termine lo que inició mantiene vivo un caso con múltiples fallas.

El próximo jueves 29 de noviembre será una fecha clave para la justicia panameña, después de que los magistrados resuelvan el proyecto cuyo ponente es el magistrado Oydén Ortega, en el que reconoce que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) perdió a facultad de juzgar al expresidente panameño desde hace 5 meses.’

Claves

Realidad: Aunque el magistrado Mejía insista en lo contrario, legalmente, el pleno de la Corte perdió la competencia para investigarlo y juzgarlo, y el caso debería pasar de una vez a la justicia ordinaria para terminar con la violación a los derechos.

Temas: Mañana desde las 9:00 a.m. se reanudaría la audiencia de revisión de pruebas periciales por parte de la Corte, tras una incapacidad de dos días que le dieron a Ricardo Martinelli por problemas de hipertensión.

Renuncia: Desde hace 5 meses, el expresidente declinó a su estatus de diputado del Parlamento Centroamericano al presentar su renuncia por medio de sus abogados, situación que el magistrado Mejía no ha respetado y ha pasado por encima de la ley.

De ser aceptado el amparo de garantías, le correspondería al Juzgado Decimosexto del Circuito Judicial de Panamá, a cargo del juez Enrique Pérez, entrar en juego, mismo que lleva el caso de Gustavo Pérez.

Ortega en su proyecto advierte que de mantener el caso de supuestos pinchazos en la CSJ se violaría el debido proceso consagrado en el artículo 32 de la Constitución, que establece que nadie será juzgado sino por autoridad competente.

 

La insistencia de mantener el expediente en poder del magistrado Jerónimo Mejía, que fue premiado por el presidente Varela la semana pasada, con una continuidad disimulada en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, demuestran la persecución política que hay en el caso.

Se prevé que la votación de la próxima semana en la Corte Suprema de Justicia marque una clara división entre quiénes están trabajando por favores políticos y quiénes están en sus puestos apegados a lo que dicta la ley.

Extraoficialmente se conoció que son 7 los magistrados que comparten el pensamiento de Ortega sobre la falta de competencia que tiene la Corte y no comparten el sentir de Mejía cuando recalcó recientemente que es “único funcionario que tiene la competencia exclusiva para determinar qué es competente”, sobre el caso contra Martinelli.

Todo apunta a que los únicos votos en contra que recibiría Oydén Ortega con su proyecto de hacer cumplir las leyes serían el de Abel Zamorano y el suplente de Mejía (Luis M. Carrasco).

Mientras se decide o no la competencia, mañana lunes desde las 9:00 a.m. se retomará la audiencia fase intermedia de evaluación de pruebas.

Choque de interpretaciones por parte de los magistrados con referencia a la competencia del supuesto caso de los pinchazos mantiene al expresidente en una situación injusta a su salud.

Deja un comentario